Cafetera de cápsulas o café molido: ¿Cuál elegir?

Café

Si eres un amante del café y estás a punto de comprar una máquina nueva, la primera pregunta es: ¿Cuál es la mejor opción entre monodosis o cápsulas? ¿Cuáles son las diferencias de sabor, costo y uso? Aquí están todas las respuestas para comprender exactamente qué solución se adapta mejor a sus necesidades.

A menudo, la confusión se crea al usar los dos términos como sinónimos, pero las cápsulas y las cápsulas no son lo mismo. Aunque aparentemente son similares, existen algunas diferencias básicas, no solo en sabor y aroma, sino también desde un punto de vista ecológico.

Negro, con cuerpo, cremoso e intenso : el café que elabora la máquina de café de la casa es casi idéntico al de la barra, pero no todos los modelos son iguales. Algunos trabajan con café molido, otros muelen los granos en el lugar, pero las opciones más populares siguen siendo máquinas que funcionan con monodosis o cápsulas.

Vainas o cápsulas: similitudes y diferencias

Ambos ofrecen porciones individuales desechables de aproximadamente 5-7 gramos de café en polvo. Son extremadamente cómodas de usar: simplemente inserte la monodosis o cápsula en el compartimiento, opere la máquina de café y espere a que salga el espresso. Aunque la apariencia y el principio de funcionamiento son muy similares, existen algunas diferencias importantes que debe tener en cuenta para comprender cuál es la mejor opción.

Cápsulas

Las cápsulas son rígidas y constan de una carcasa de plástico o aluminio. Están sellados herméticamente para preservar el aroma y aislarlos de la humedad y el calor. Al principio, cada marca ( como Nespresso o Dolce Gusto ) producía sus propias cápsulas, pero afortunadamente ahora hay cápsulas compatibles que se pueden usar en varias máquinas de café.

Desde un punto de vista ecológico, tienen un mayor impacto ambiental que las mazorcas. El hecho de que contengan plástico o aluminio los hace no reciclables. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que algunas marcas han cambiado recientemente a cápsulas biodegradables que son reciclables para todos los propósitos, pero no hay muchas.

Otro factor importante es el precio. Aunque muy variable según el fabricante, las cápsulas tienen un precio medio de entre 40 y 50 € el kilo, frente a los 20 a 30 € el kilo de las vainas. Si consume grandes cantidades de café, puede marcar una gran diferencia.

Monodosis de cafe

Las cápsulas consisten en café molido y prensado contenido en envases de papel. Son muy similares a las bolsitas de té y también están hechas de celulosa. Ni aluminio ni plástico, solo papel biodegradable. Senseo y sus cafeteras fueron los primeros en comercializar este tipo de cápsulas.

Está claro que desde el punto de vista del impacto ambiental, las cápsulas son la mejor opción. Se pueden desechar de forma segura en el ambiente húmedo o reciclar, a diferencia de las cápsulas que terminan quién sabe dónde. Además, las cápsulas tienen un estándar, el ESE ( Easy Serving Espresso ), lo que significa que tienen idénticas dimensiones y son todas compatibles con todas las máquinas de café. En otras palabras: cada máquina que funciona con cápsulas ESE  acepta todo tipo de cápsulas, independientemente de la marca y el precio.

¿Y el sabor?

En cuanto al gusto, no hay diferencias abismales, sino que es una cuestión de preferencias personales. En general, se puede decir que las cápsulas, al estar cerradas herméticamente, tienden a conservar mejor el aroma original del café. El café producido por las cápsulas es más intenso y con cuerpo que el café en las monodosis, pero el resultado final siempre depende de la calidad de la mezcla utilizada.

Entonces, ¿cuál es la mejor opción: cápsulas o cápsulas?

Está claro que ambas soluciones tienen ventajas y desventajas, y no existe una respuesta única que sea adecuada para todos. Los fanáticos del café con un aroma intenso y con cuerpo pueden preferir el café en cápsulas, mientras que aquellos que prefieren un sabor suave optarán por las cápsulas, especialmente si tienen un espíritu ambientalista.

En cualquier caso, no hay que olvidar que para tener un buen y sabroso espresso como el de la barra, las monodosis y cápsulas deben combinarse con una máquina de café válida. No solo la mezcla de café debe ser de alta calidad, sino también la máquina utilizada para hacer el café. También considere el precio de la máquina al comprar y el posible costo de una reparación en su máquina de café. Dependiendo del modelo y tipo de cápsulas o cápsulas, los precios pueden bajar de simple a doble.

Si quieres informarte sobre la nueva máquina Nespresso, puedes leer nuestro análisis.

Si lo que quieres es una buena cafetera, aquí te traemos la del sistema Vertuo Nespresso.